was successfully added to your cart.

EL ORIGEN DE LOS ESTEROS

Tradicionalmente un estero es una de las partes de las se compone una salina dedicada a la producción de sal marina natural y que, por su ubicación, por el manejo de las instalaciones y de sus compuertas y por el flujo del agua mareal, permite la cría de peces.

Se tiene constancia de la existencia de esteros en las costas de Cádiz desde la época romana. En aquellos tiempos tenía especial importancia la producción de sal marina, producto que se usaba principalmente como conservante. La obtención de sal marina en los esteros se ha mantenido en nuestras costas hasta la actualidad. En la primera mitad del siglo XX la industria salinera tuvo un gran desarrollo en la provincia de Cádiz, lo que llevó a un incremento del número esteros en la zona. Fue en los años 70, con la llegada del frigorífico, cuando la industria salinera sufrió un periodo de crisis, el cual sirvió de acicate para que estos esteros centraran sus esfuerzos en su otro gran aprovechamiento sostenible y económico, el pescado. Tras la adaptación y mejora de los terrenos, hoy día disponemos de pescados de gran calidad criados en espacios únicos, como los Esteros del Guadalquivir.